5 ventajas del Coworking para emprendedores

5 ventajas del Coworking para emprendedores
12/03/2015 CoworkingXammar

De la misma manera que los sistemas de trabajo están cambiando cada vez más al enfoque del freelance o trabajador autónomo, los centros y oficinas también lo están haciendo.

Los centros de Coworking y oficinas compartidas son cada vez más usuales y proliferan de manera muy positiva para la adaptación y maduración del mercado.

Pero, ¿qué ventajas encontramos en el Coworking? Cinco son las claves que hacen que este nuevo modelo de trabajar sea cada vez más aprovechado.

1. Ahorro.

Los alquileres de oficinas en contra de la rentabilidad que nos ofrecen van cada vez más a la baja, por lo que el esfuerzo económico que hay que hacer para mantenerlo no es suficiente beneficioso como para hacerlo. Un centro de Coworking nos permite el alquiler por días o por horas adaptándose así a nuestra actividad y a nuestro presupuesto. Además este coste siempre es menor que si pagáramos una mensualidad en una oficina por que el uso que hacemos en ella también es menor. ¿Por qué tenemos que pagar una oficina completa si la mayoría de nuestra jornada la pasamos visitando clientes?

2. Flexibilidad

En consonancia con la anterior ventaja, la flexibilidad que nos ofrece un centro de Coworking hace que el horario laboral del emprendedor se pueda amoldar al espacio y al tiempo, además de al coste. Muchos emprendedores en su capacidad por crear e innovar tienen que compaginar su proyecto con otros trabajos hasta que su idea da frutos. Por lo tanto el uso de la oficina no será equivalente a una jornada de trabajo sino a unos espacios de tiempo intermitentes.

Coworking

Imagen propiedad de Coworking Xammar

 

3. Compartir

La gran mayoría de emprendedores y trabajadores freelance comienzan sus andaduras desde casa para ahorrar costes fijos y poder invertirlos en su proyecto. Con el tiempo, esta rutina hogareña se puede convertir en su peor pesadilla. El aislamiento que produce trabajar desde casa puede perjudicar mucho el desarrollo de la actividad de nuestro proyecto y hacernos víctimas del pijama de 24 horas. La opción de dedicar unas horas de nuestro trabajo a hacerlo en un Coworking permite que podamos compartir los momentos buenos y malos por los que pasamos con nuestro proyecto. Permite que nos relacionemos con otros emprendedores que están en la misma situación que nosotros y hacer que seamos más reactivos y más empáticos con el resto.

4. Networking

Quizá una de las prácticas que más se acercan a estar en un Coworking es hacer networking, Conocer a los diferentes coworkers que están en el mismo centro y conocer sus negocios, hacer posibles contactos colaborativos y sinergias profesionales. Es el networking más próximo que podemos hacer y nos permitirá intercambiar impresiones con otros emprendedores y quizá generar algo más en relación a nuestro proyectos o a un de nuevo.

5. Formación y Actividades

Son cada vez más los centros de Coworking que organizan acciones formativas y actividades de ocio tanto para sus coworkers como para el público en general. Por una parte es un valor añadido que ofrecen a los profesionales que tienen instalados y por otra parte es una manera más de comercializarse de cara a nuevos coworkers. Este valor añadido y muchas veces sin coste, hace más rentable nuestra estancia ya que además de ser un lugar de trabajo se convierte en un espacio donde aprender cosas nuevas y estar actualizado y donde acceder a actividades sociales y de ocio para seguir tocando con los pies en el suelo.

 

Artículo de Dolors Guillen (@Dolors_guillen)